Mantenimiento

Los productos RaidLight están diseñados y fabricados para la práctica del trail running, desde el más divertido hasta el más intenso. Estos productos son ligeros, funcionales y no requieren un mantenimiento especial, pero queremos darle algunos consejos para durar más tiempo y evitar gastar su dinero innecesariamente en su renovación. Si no se siguen estas directrices se anulará la garantía del producto, verá que con un poco de cuidado nuestros productos le durarán años. Agradecemos sugerencias, consejos y mejoras, esta página se actualizará a medida que nos ayuden a desarrollarla. Cuida tu equipo y disfrútalo por mucho tiempo.


 

Textil

Deje siempre que la prenda se seque antes de meterla a lavar, la humedad del sudor y los ambientes cerrados hacen que crezcan bacterias, así que déjela respirar hasta que se seque completamente. Si no puede hacerlo inmediatamente, hágalo lo antes posible.

Compruebe siempre la etiqueta de su producto, generalmente, nuestros productos pueden lavarse a máquina a 30ºC con detergente líquido (los detergentes en polvo pueden taponar los poros de la ropa y afectar a la transpiración), lavar del revés para conservar las serigrafías y las partes reflectantes, sin suavizante y nunca planchar.

Si la prenda está manchada de barro, es preferible hacer un primer lavado a mano.

Si la prenda tiene un silbato o un TubeClip® extraíble, quítelo para evitar que se enganche en el tambor de la lavadora.

No utilice una secadora, no la centrifugue demasiado rápido, no la seque al sol: los rayos ultravioletas pueden dañar los textiles. Tampoco se debe secar con fuentes de calor intenso, podría quemar la tela o dañarla sin que sea visible a simple vista.



Ropa impermeable

Las chaquetas impermeables y los pantalones, manoplas, gorros requieren un cuidado algo diferente, ya que la membrana MP+® es un tipo de tejido especial.

Siempre dejar que la prenda se seque completamente antes de guardarla, las chaquetas tienen muy poco olor cuando se secan, por lo que evitará un lavado posterior.

Este tipo de prendas requiere un lavado periódico, al menos cada diez usos, ya que el sudor obstruye los poros y reduce la transpiración, un factor clave en estos productos.

Tampoco es aconsejable lavarlas con demasiada frecuencia, ya que, con el uso, el lavado y el rozamiento, las prendas van perdiendo poco a poco sus propiedades.

Se pueden lavar a mano, en agua fría o tibia, con un detergente líquido suave, sin lejía ni suavizante (obstruye los poros). También puede hacerlo en una lavadora, siempre en una bolsa de malla y con la cremallera cerrada.

La membrana MP+® no necesita aplicación de hidrófugos, puede hacerlo, pero dependiendo de la marca y el modelo del líquido puede que el tejido no reaccione particularmente bien y es inútil.

No utilice una secadora, no la centrifugue demasiado rápido, no la seque al sol: los rayos ultravioletas pueden dañar los textiles. Tampoco se debe secar con fuentes de calor intenso, podría quemar la tela o dañarla sin que sea visible a simple vista.



Chaquetas de plumas

El cuidado de este tipo de chaqueta es particularmente delicado.

Lavado a máquina a 30° con 2 pelotas de tenis usadas para ventilar el plumón.

Aclarar 2 a 3 veces.

Secar siempre que sea posible en secadora con 2 pelotas de tenis.

Si no tiene una secadora, séquela al aire libre mientras golpea la prenda con regularidad, de lo contrario el plumón se aglutinará y perderá su poder aislante.

No utilice detergente en polvo, se recomienda el uso de detergente líquido.

No secar en un radiador.



Mochilas, cinturones y porta-bidones

Para evitar que el producto destiña con la ropa, se recomienda lavarlos antes de usarlos por primera vez.

Estos productos se pueden lavar con menos frecuencia que los productos textiles, pero tampoco hay que olvidarlos. Especialmente al final de la temporada, cuando no se van a utilizar menos.

Lavar en agua tibia, con un detergente líquido suave o uno específico para textiles sintéticos, enjuagar completamente, con un cepillo suave para eliminar completamente las sales de sudor y dejar secar al aire si es posible, a la sombra, sin secadora y lejos de fuentes de calor fuertes.

Por supuesto, no utilice lejía, amoníaco, o suavizante de telas, no planchar

No se recomienda lavar estos productos en la lavadora, pero aun así puede hacer con cuidado. Aquí os damos algunas recomendaciones: siempre en una bolsa de malla para que los objetos pequeños (elásticos, ganchos, cierres) no queden atrapados en el tambor.



Sistema de hidratación

Independientemente del tipo, los sistemas de hidratación a menudo necesitan ser lavados en seco cuando no están en uso para prevenir el crecimiento de bacterias y olores.

Cuando termine de usar el producto (después de un entrenamiento o competición), vacíelo completamente, sople en los tubos y pipetas. Déjalo desmontado, abierto y al aire libre. Las bolsas de agua tienden a acumular agua en el tubo, por lo que se debe soplar en ellos más de una vez y almacenarlas sólo cuando estén completamente secas.

Si ha utilizado bebidas energéticas, sales o carbohidratos, límpialas y enjuágalas con abundante agua antes de secarlas.

Antes de utilizar el sistema, compruebe que cierra correctamente y es estanco, no es agradable darse cuenta cuando no tienes otras alternativas.



Bastones

RaidLight Consejos de limpieza y cuidados

Los bastones son piezas mecánicas que reciben un duro tratamiento cuando se corre o se camina, a pesar de la simplicidad de sus mecanismos, requieren un poco de mantenimiento y cierto cuidado en el uso para alargar su vida.

El mango y las correas se pueden limpiar con agua y jabón suave, nada más.

A veces podemos tener piezas de repuesto, si se ha roto un tramo y lo tenemos en stock, se lo venderemos. Contáctanos si este es el caso.